ACERCA DE

Arnoldo Moraga Piña, es un acordeonista y luthier chileno que ha dedicado su vida al acordeón. Desde el año 1986, cuando decidió tomar clases de teoría y ejecución musical, ha desarrollado una vasta trayectoria en grupos musicales y folklóricos participando en innumerables festivales de todo chile, e incluso dictando clases y clínicas de acordeón.

EXPERIENCIA

Tras años de investigación y recopilación, a partir de 1999 comienza con la venta y reparación de acordeones. En un comienzo, fabricando estuches y trabajos menores hasta dominar la reparación mecánica, teclados, manejo de piezas, limpieza y distintas técnicas de afinación. Los cientos de clientes que han pasado por su taller dan fé de su profesionalismo y calidad.

MARCA

En el año 2008 visita la fábrica Valerio y Sanzovo ubicada en Jahú Brasil. El año 2016 visita la ciudad de Catelfidardo en Italia, considerada la cuna del acordeón. En dicha ocasión, visita distintas fábricas como Paolo Soprani, Dino Baffetti, Serenellini, Italcinte, entre otras... obteniendo la REPRESENTACIÓN OFICIAL para distribuir y promocionar sus productos en Chile.

TRAYECTORIA

A partir de los '90 integra diversos grupos musicales como Pahueldun, Los Gracos, Ventanal, Club de Huasos Gil Letelier, Los Broncos del Valle, Banda Dorada y muchos más. Asimismo, fue fundador del Dúo Los Copihues de Plata y Los Yuntas del Centro, logrando interpretar diversos géneros musicales y viajar por todo Chile y el extranjero.

PREMIOS

Entre sus logros musicales podemos mencionar el 3° Lugar en el Festival Brotes de Chile - Angol (1990), Finalista en Festival Folklórico de Peñaflor (1997), Festival de Padre Hurtado (2000), 2° Lugar en Festival Folklórico de Talagante (2012), Finalista selección Festival de Viña del Mar (2006)...e innumerables producciones discográficas en las cuales participó.

El acordeón ha sido mi vida. Cuando un cliente me encarga su instrumento, pongo toda mi experiencia y dedicación en él, como si fuera el mío. Es mi compromiso... siempre.

Mi Historia


Este oficio y mi constante aprendizaje, me han llevado dentro y fuera del país para seguir conociendo y admirando la belleza de este instrumento...
Son muchas historias para contar!